¿Tipos y que conexión a internet tienes que elegir?

La conexión a Internet es una de las principales comodidades, que se buscan al mudarse a una nueva casa en la era digital actual, y más si trabajas desde casa. Hay numerosos proveedores de internet, pero ¿cómo saber cuál es el mejor? Eso depende de una serie de cosas: como tus requisitos de conexión, la ubicación en la que vives y la velocidad a la que se presta el servicio en tu casa. 

Para empezar, es necesario entender los cuatro tipos de conexiones disponibles en México::

  • ADSL: Es el tipo de conexión que se realiza a través de la red telefónica, ya que transforma las líneas telefónicas analógicas en líneas digitales de alta velocidad.
  • Fibra óptica: Es un método de transmisión de redes de datos que consiste en entregar los datos como emisiones de luz, a través de un diminuto cable de material transparente, como el vidrio o el plástico. Es considerada una de las mejores conexiones y menos problemáticas.
  • Cable: Una red híbrida combina fibra óptica y cable coaxial. Por lo general, las empresas de televisión de pago te ofrecen esta forma de conexión.
  • Satélite: Esta conexión a Internet utiliza una antena de satélite para recibir y enviar datos.

Es fundamental que compruebes con tu proveedor que los megas que te suministran tanto para la subida como para la bajada de datos. Ahora que ya conoces los distintos tipos de conexiones, te mostraremos los requisitos que debes cumplir para contratar el servicio:
  • Contrato firmado
  • Pago por adelantado cada mes.
  • Identificación oficial y comprobante de domicilio.
  • Fijar una fecha para la instalación del equipo de conexión.

Es relevante entender que no todo el mundo tiene una buena conexión. Una de las razones es que algunas comunidades carecen de suficiente infraestructura. Otro problema es que algunas casas tienen fuertes muros antiguos que impiden que la señal wifi se propague uniformemente por la propiedad. Por último, los proveedores de Internet asignan la misma dirección IP a varios vecinos al mismo tiempo, lo que ralentiza la conexión.